Buscar este blog

domingo, 19 de febrero de 2012

San Ignacio





San Ignacio es una localidad y municipio argentino ubicada en la provincia de Misiones, a menos de 3 kilómetros de la margen derecha del río Paraná. Es la cabecera del departamento San Ignacio, al sur de la provincia.
San Ignacio es muy conocida por contar en su casco urbano con las ruinas históricas de la reducción jesuítica de San Ignacio Miní, cuyos restos se encuentran entre los mejores conservados de esta etapa histórica. Estas ruinas donde los sacerdotes organizaron a indígenas guaraníes fueron declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1984, y el turismo generado por ellas son una de sus principales fuentes de ingreso.
Se accede a ella a través de la ruta Nacional Nº 12 (asfaltada), que la comunica al sudoeste con Santa Ana y Posadas, y al nordeste con Gobernador Roca y Puerto Iguazú. Otra vía de comunicación es la ruta Provincial Nº 210, que la comunica al sur con el pueblo de Domingo Savio, ubicado dentro de los límites del municipio.

Historia
Los jesuítas llegaron a esta zona escapando de los ataques bandeirantes y mamelucos que los atacaban para atrapar indígenas y venderlos como esclavos. Antonio Ruiz de Montoya llegó junto con 12.000 aborígenes a las cercanías del arroyo Yabebirí, donde refundó Loreto y San Ignacio Miní, también conocida como San Ignacio de Ipaembucú. Este asentamiento duraría unos 150 años, hasta que la Compañía de Jesús es expulsada de las colonias españolas. Los aborígenes no supieron mantener la estructura diseñada por los jesuítas y comenzó un rápido declive demográfico.
En 1817 San Ignacio fue saqueada e incendiada junto con otras ex reducciones por tropas paraguayas, en el contexto general de anarquía que imperaba en el país. Misiones fue anexada en los años posteriores por Corrientes, y la región quedó prácticamente deshabitada hasta que en 1870 vuelven contingentes humanos a ocupar las zonas linderas con el río Paraná y el arroyo Yabebirí. Esta ocupación coincidió con el fin de la Guerra de la Triple Alianza y el inicio de la separación definitiva de Misiones de la provincia de Corrientes.
La historia reciente comienza con la mensura realizada por el agrimensor Queirel, quien delineó el centro urbano de San Ignacio por orden de Corrientes el 25 de septiembre de 1877. El pueblo nuevo fue fundado el 18 de enero de 1907 con la llegada de los primeros colonos, entre ellos, Marcelino Boix, Pablo Allain, Joaquín Alcaraz, Pablo Martín, Adolfo Lanusse, los hermanos Palacios, etc.

Economía
Además del turismo, en la zona es muy importante la producción de yerba mate y la actividad forestal.

Turismo
Como ya se mencionó, las ruinas de la reducción jesuítica consisten su principal atractivo. Las ruinas potencial el resto de los atractivos turísticos, entre los que encontramos variadas zonas de campamento y emprendimientos agroturísticos. Las costas sobre el río Paraná y el arroyo Yabebirí son utilizadas como balneario y para pesca.
El encanto natural de la zona se destaca en el Parque Provincial Peñón del Teyucuaré, donde se destaca un peñón sobre el río Paraná con exuberante vegetación. Otra atracción consiste el museo en que fue convertida la casa del escritor uruguayo Horacio Quiroga, donde se inspiraron muchos de sus aclamados cuentos.
Asimismo, caben destacar importantes balnearios como la Playita del Sol en Puerto Nuevo, el Club del Río en Paraje Payal y la Boca del Yabebiry dentro del Parque Provincial Teyú Cuaré (desde donde se puede acceder a la Isla del Toro en el río Paraná).

Ruinas Jesuíticas
Las Ruinas Jesuítico Guaraníes de San Ignacio Miní (siglo XVII), principal destino turístico de la zona, son el exponente máximo de la arquitectura conocida como «Barroco Guaraní».
Estas imponentes ruinas sirvieron de escenario a la película La Misión, de Roland Joffé, con el actor Robert De Niro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada